(Fotos: JC Report y StyleSight.) JC Report, una prestigiosa publicación sobre moda y estilo, publicó en sus últimas ediciones un análisis sobre la evolución de la moda por tendencias de temporada al estilo personal y las micro-tendencias que dominan las calles en estos días (perfectamente visible en Buenos Aires a pesar de que no existen buenos medios online).

Algunos de los puntos más interesantes de la serie de tres notas de JC Report:

– Cuando se trata de moda, en 2008 la única tendencia es que no hay tendencias. Del exceso al minimalismo, de la ingenuidad a la sofisticación entallada y todo lo que pueda estar en el medio, los diseñadores están apelando a todas las culturas, décadas y humores, y están creando una estética de “vale todo”.

– En tiempos de aprietos económicos, los diseñadores y tiendas están desesperados por consumidores, entonces están ofreciendo muchas mini-tendencias para poder llegar a la mayor cantidad de audiencia posible.

– En este marco, los diseñadores se están enfocando más en su identidad que en lo que están haciendo los demás.

– Armados con banda ancha y blogrolls, los consumidores también están rechazando a las elites editoriales y tomando inspiración de pares alrededor del mundo para crear su propia interpretación del estilo. En lugar de tomar una tendencia de pies a cabeza, toman influencias eclécticas y las mezclan cual DJ con la música.

– Cuando los consumidores ven los sitios de street style, puede que tengan muchas de las prendas en su armario, o al menos lo suficiente para obtener el look. En las revistas, es todo acerca de productos nuevos e inaccesibles en una modelo de 17 años y dos metros de altura.

– Hoy, además, la originalidad ya no es solamente de enclaves creativos como Londres, Nueva York o París.

No tendencia street style JC Report Foto

– Aún así, todavía queda espacio para editorializar: aunque sólo sea interpretar las tendencias que se ven en las calles.

– En los últimos años, el modelo de dos temporadas del mundo de la moda ha sido acelerado: los diseñadores ahora hacen hasta cinco colecciones al año (pre-otoño, invierno, vacaciones, resort y verano), las cuales son imitadas por casas de retail como Topshop, H&M, Zara y Forever 21. Con estos factores en juego, no es de extrañar que la tendencia estacional se haya convertido en una reliquia del pasado.

– A pesar del aumento de las micro-tendencias y su impacto en la industria, la actual desaceleración económica puede cambiar las cosas. Si llega el día en que el maxi-vestido tribal ya no puede ser comprado por el precio de un Margarita, los compradores pueden llegar a discernir más sobre las tendencias que compren. Y, en última instancia, esto podría llevarnos de vuelta a las tendencias de antaño.

Los links a las notas (en inglés):

La muerte de las tendencias, parte I
La muerte de las tendencias, parte II
La muerte de las tendencias, parte III