Cobra Libros, en Caballito

Fotos: Flickr Cobra.

A través de un tip de Ana Lisa y luego por medio del sitio de Estudio Album llegué a Cobra, una pequeña librería situada en el barrio de Caballito. Instantáneamente adoré el visual del lugar, pero después de conocerla personalmente y mientras me adentré más en la propuesta, me pareció aún más interesante por varios motivos.

Primero, más allá de una simple librería es una biblioteca, galería de arte y microcine. El primero es el que más me gusta: por 25 pesos al mes, podés llevarte un libro del lugar y contra devolución, sacar otro para leer en tu casa.

De esta manera, en los casos en que los libros son difíciles de conseguir o caros, podés leerlos por un precio menor. Y si te interesa, como a mí, reducir la cantidad de cosas que tenés en tu casa o necesitás por ejemplo un libro para sacar algo de inspiración temporal, te ahorrás el tema de tener un libro que querías leer solo una vez para siempre dando vueltas en la biblioteca. Hay de todo: desde literatura clásica hasta textos en diferentes idiomas, de fotografía y revistas varias.

Interior de la librería Cobra en Caballito

Otra cosa interesante es su ubicación: en el barrio de Caballito, lejos de los lugares más céntricos, lo cual le da un aire de tranquilidad, una frecuencia distinta.

Finalmente, es atractivo todo el programa de actividades que tiene la librería: desde cursos relacionados a lo editorial, hasta pequeñas ferias, eventos, conciertos y proyecciones. Para su primer aniversario, por ejemplo, tuvieron a Nairobi tocando en el local.

Cobra fue llamada así en homenaje a la novela homónima de Severo Sarduy y fue inaugurada en mayo de 2008 por Christian Nunclares. Al poco tiempo se sumaron al proyecto Débora Teren y David Leda.

Este último comenta a BA Inspiration un poco más sobre el espíritu del lugar: “Desde hace varios años coleccionamos libros, explorando librerías de usados y ferias, buscando rarezas y ediciones agotadas. La idea era poner todo ese material en circulación, hacerlo accesible al público, por esa razón la librería funciona como biblioteca. Además, queríamos tener un espacio donde poder mostrar lo que nos gusta, ya sea música, cine, arte, fotografía y por ello Cobra es también una pequeña galería de arte y microcine”.

Sillas y revistas en Cobra Caballito

Leda continúa: “La elección de Caballito fue porque queríamos alejarnos de las zonas comerciales más obvias y estar en un lugar donde no haya nada parecido. Creemos que si a la gente le interesa lo que ofrecemos, va a hacer el esfuerzo de llegar hasta un lugar un poco menos accesible que los más transitados”. Prueba de que esto es cierto es que con Ana pedaleamos un rato hasta Caballito con el principal objetivo de conocerla.

Si no tienen programa para el fin de semana, una vuelta por el barrio y visita a Cobra puede ser uno bueno. En invierno está abierta de miércoles a domingos de 15 a 19.

Más información en el sitio oficial:
CobraLibros.com.ar