Pulover para hombre de la colección Dromedario de Ladrón de Guevara

Fotos: Juan Hache.

Hace ya un tiempo que tenía un poco abandonada a la categoría “ropa hombres” en el blog, simplemente porque no encontraba nada que me pareciera suficientemente interesante en ese rubro (al margen de las propuestas que ya he publicado). Luego llegué a Ladrón de Guevara.

Esta etiqueta joven de sastrería principalmente para hombres (aunque también con algunas cosas para mujeres) es obra del diseñador de origen peruano residente en Buenos Aires Diego Labrin y cuenta con una primera colección llamada Dromedario. Además del obvio interés que me provocó la propuesta visual de la marca en su campaña (ese look un poco geek-star a la Graham Coxon, trabajado en conjunto con el fotógrafo Juan Hache), al contactar a Labrin me gustó aún más el hecho de que haya un pensamiento profundo detrás del concepto de la misma.

Más en el resto del post.

Consultado por BA Inspiration, Labrin comenta sobre la idea detrás de la etiqueta: “El leit motiv de la marca pasa por su actuar sobre el usuario. Son ‘prendas pensadas para usuarios pensantes’, prendas intelectualizadas. Creo en el diseño pero no en la moda, en el discurso individualista reflexivo que connota el indumento y su actuar sobre las personas pero no en producciones repetitivas e indumentos uniformizantes”.

El diseñador cita como influencias a los grandes maestros de la arquitectura moderna (léase Le Corbusier, Frank Lloyd Wright, Walter Gropius y Frank Gehry), y creo que de alguna forma eso se puede ver en su ropa. “Me identifico con los arquitectos desde el punto de vista de marcar a la prenda como una edificación, con cimientos, vigas y paredes, pero en una base mucho más compleja que una superficie plana: el cuerpo humano”, indica.

Con respecto a su proceso y modos, señala: “Los diseños surgen desde una primera instancia morfológica, denotando una estructura compleja en una silueta simple. Siempre trato de complejizar la prenda tanto en el diseño como en su construcción, y seguir un hilo conductor o conceptualización que se evidencie no literal sino sintéticamente en cada uno de los artículos”.

Finalmente, en lo que refiere a Dromedario, Labrin señala que la colección se basó en la idea de exacerbar partes del cuerpo que generalmente son tomadas como ‘defectos’ para transformarlos en recursos útiles para la prenda.



Particularmente adoro el pulover rojo para hombre de la primera foto (y más los detalles del cuello y mangas) y el vestido con mangas para mujer color verde musgo que se ve en la última foto de la galería. Hay que reconocer que los pantalones con tiro caído no son para todos los hombres, pero se ven bien en estos conjuntos. También me encanta el saco escocés con algunos detalles en codos y hombros, y los sobretodo entallados parecen de una confección exquisita.

Ladrón de Guevara no tiene un sitio web, pero pueden ver más en el Flickr de la marca (link abajo). La etiqueta vende en el espacio-feria Mercado Negro de la Moda, cuya próxima edición tendrá lugar los próximos 7, 8 y 9 de agosto de 16 a 22 en Avenida Pueyrredón 1848 piso 4; y en la mini boutique Enpilchate, que funciona los sábados de 16 a 20 en Cabrera 4028, Palermo.

Links:
Ladrón de Guevara Flickr
Mercado Negro de la Moda