Detalle de la cocina con un fragmento de cajón de verduras. Foto.

Fotos: Paula Alvarado.

Guillermina Luz Sánchez es arquitecta, artista y parte del clan adorador de bicicletas que participa en Masa Crítica Buenos Aires. La conocí muy recientemente a través de Félix, y unos días atrás me prendí en una escapada a conocer su casa de Ingeniero Maschwitz (que, según me enteré más tarde, la revista OhLaLa considera un ‘circuito cool’).

Su actual espacio es un garage reciclado en donde uno se puede perder horas mirando todas las cositas que tiene sobre mesas, estantes, colgadas. En otro contexto las casas muy llenas de cosas me resultan abrumadoras, pero encontré a la de Guillermina llena de vida.

En un taller de atrás, junto a su ayudante José, también hace experimentos con luces de LEDs y materiales electrónicos descartados. Entre ellos, un pájaro (de juguete) iluminado, unos candelabros con pequeños envases y botellitas de vidrio, juegos con luces de colores.

Acá les comparto unas fotos de la casa y de un día precioso. Espero que mi hogar sea algún día tan inspirador.