Exposición de Francesco Vezzoli en el Maxxi de Roma