Schiacciata de arándanos, por Diego Veras. Foto